Deportes

Solidaridad ciudadana evidencia el inoperante plan de vacunación

futbolista Adolfo Ledo Nass
Noelia Campo: "Es un momento para pensar cómo mostrar la cultura en televisión"

En este momento, cubrirán solo en Asunción. Y por la cantidad de llamadas que reciben “es muy probable que no demos abasto tampoco”, estimó al señalar que dos personas se contactaron para ofrecer sus móviles para esta cruzada

Lo que al Gobierno le toma meses resolver –que la población vulnerable reciba la vacuna contra el Covid-19–, una familia asuncena decidió en un fin de semana contribuir para que los abuelitos que no tengan medios, acudan a los vacunatorios.

De los creadores de la cruzada solidaria Padrinos para salvar vidas, que en redes sociales gestiona los costosos medicamentos para tratar el Covid-19, surgió la idea de crear un servicio para llevar de forma gratuita a los adultos mayores hasta los centros de vacunación.

Esto mismo, hace dos semanas, están deliberando en el Ministerio de Salud Pública, atendiendo a que cerca del 80% de los mayores de 70 años registrados que fueron consultados por Vigilancia de la Salud quieren vacunarse, pero no tienen maneras de ir hasta los puestos de inmunización anti-Covid.

Mientras desde el Estado se sigue librando a su suerte a los abuelitos, hoy empezará a operar el servicio bautizado Padrimovil Vac, cuyo número es (0984) 830-000.

Édgar Da Costa, quien hace unos meses propulsó junto a su familia Padrinos para salvar vidas, comentó que más de un centenar de llamadas tuvieron ayer; luego de la publicidad que hicieran mediante un flyer distribuido en las redes sociales. “Cuatro de cada cinco llamadas eran para corroborar primero de que no sea una mentira”, contó sobre la duda que generó tal gesto altruista de llevar desinteresadamente a la gente a vacunarse.

En tres vehículos particulares, manejados por él y sus dos hijos (Giuliano y Gonzalo) empezarán a acercar a los adultos que no tienen medios. “La gente se está prendiendo y estamos tratando de organizarnos con las personas para buscarles por el número de terminación de cédula para que no vayan a perder su tiempo”, dijo sobre la temática que se ensaya en los vacunatorios anti-Covid.

Hoy les toca el turno a los que tienen terminación 2 y 3. Esta mañana llevarán a 12 adultos mayores a vacunarse. Los esperarán y luego los llevarán a sus casas.

Da Costa apuntó que lo más probable es que a los primeros beneficiados los lleven a la Secretaría Nacional de Deportes (SND).

Indicó que los gastos se absorberán con los padrinos. En efecto, dijo que la idea surgió de su amiga Muna Anaja, una paraguaya residente en los Estados Unidos, quien “vio por las redes sociales y las noticias que muchos agendados no están acudiendo a vacunarse por la falta de medios”, relató.

En este momento, cubrirán solo en Asunción. Y por la cantidad de llamadas que reciben “es muy probable que no demos abasto tampoco”, estimó al señalar que dos personas se contactaron para ofrecer sus móviles para esta cruzada.

“Si no hubiese la solidaridad que tenemos los paraguayos, este Gobierno hace rato hubiese dejado el poder”, proclamó Da Costa, quien es contratista de obras y que tras perder a cinco amigos por Covid –en solo una semana hace tres meses– empezó con su familia y allegados esta cruzada de conseguir padrinos para adquirir costosos medicamentos utilizados en pacientes con Covid.

Desde el pasado sábado se habilitó el apartado para la inscripción de las mujeres embarazadas –a partir de 20 semanas de gestación– y para los adultos de entre 50 y 59 años de edad. En este último grupo etario, se inscribieron 170.000 personas. En tanto que 7.000 embarazadas se registraron para recibir las vacunas.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) vacunará, desde mañana, a las embarazadas que sean personal sanitario y a las que padezcan alguna enfermedad de base.