Deportes

Paso a paso para limpiar tu teclado en casa

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Los teclados se ensucian fácilmente, sobre todo si comés o fumás cerca de la computadora o laptop, es por ello que es importante mantenerlo limpio para que no se rompa.

Si algunas de las teclas dejaron de funcionar o se quedaron pegadas es probable que necesites limpiar el teclado inmediatamente. Es por ello que en Eme te mostramos tres formas bastantes originales para mantenerlo limpio.

Con un post it

Este método es bastante sencillo pero efectivo, simplemente debes tomar una hoja de post it y deslizarla por los bordes o las ranuras del teclado, de esta forma el polvo y los restos de suciedad se quedarán pegados en la banda de pegamento.

Con una masa elástica

En internet ha rodado una receta para hacer una masa elástica ideal para limpiar aquellos espacios imposibles de llegar.

Gracias a su viscosidad y elasticidad podrá introducirse por los bordes de las teclas para absorber cualquier tipo de restos que se encuentren en su interior. Lo mejor de todo es que no mancha y es un desinfectante natural.

Para hacerlo necesitas: 2 cucharadas de pegamento o cola blanca, 1 cucharada de agua, 4 cucharaditas de bórax y 4 cucharadas de agua.

En un recipiente debes agregar el pegamento junto con una cucharada de agua. Mezcla muy bien.

En otro tazón agrega el bórax y las cuatro cucharadas de agua. Revolvé hasta que el polvo se disuelva completamente.

Luego incorpora la primera preparación en la del bórax. Mezclá muy bien hasta que se espese. Amasá hasta que se deje de sentir mojada.

Una vez lista, simplemente debes colocarla sobre el teclado del ordenador y retirarla, con esto verás que se llevó adherida el polvo y la suciedad de las teclas.

Al terminar de limpiar solo la debes colocar dentro de un frasco hermético o guardarla en una bolsa bien sellada.

Con un cuchillo

Solo debes tomar un cuchillo de mesa (el que tiene la punta redondeada) y envolverlo con un trapo, procura que la tela quede bien apretada.

Humedecé un poco el trapo con un desinfectante o agua, y empieza a pasar el cuchillo por los bordes de las teclas. Cuidado al raspar la superficie.

Si el trapo está muy seco podés humedecerlo un poquito más, pero tené cuidado que no caiga ninguna gota dentro del teclado.

Cuando ya esté completamente limpio, pasá un paño limpio por encima del teclado.