Deportes

Tensión entre Sanders y Warren centra séptimo debate de candidatos demócratas

Nuevos Vecinos, Madrid, España

Al término del debate, los aspirantes se han saludado entre ellos pero Warren, tras saludar a Biden, parece haber evitado estrechar la mano con Sanders, según la CBS. En ese momento, los dos se han enzarzado en una acalorada discusión, con Steyer a poca distancia

La tensión entre Bernie Sanders y Elizabeth Warren, derivada de un comentario machista que la senadora atribuye al veterano senador por Vermont y que él niega, ha centrado este martes el séptimo debate de los aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Demócrata de Estados Unidos.

Los dos candidatos, que en los anteriores debates se habían enfrentado de forma amistosa y habían evitado las críticas directas, han cambiado el tono en el séptimo debate, celebrado cuando faltan tres semanas para los caucus de Iowa. Las cámaras han mostrado el tenso intercambio dialéctico entre los dos candidatos cuando ha concluido el debate, con Warren aparentemente negándose a estrechar la mano a Sanders, según informa la CBS.

Tras una primera hora de debate centrada principalmente en temas de política exterior, especialmente sobre las tensiones de Estados Unidos con Irán, Sanders y Warren se han enzarzado en un enfrentamiento directo a propósito de unas declaraciones del senador de 2018 en una reunión.

El lunes, la senadora contó que en una reunión privada en 2018 los dos hablaron sobre los objetivos para la economía de Estados Unidos y sobre la perspectiva de ganar al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las presidenciales de 2020, momento en que el que Sanders le aseguró que no cree que una mujer pueda ganar los comicios, según la versión de ellas. Sanders ha negado que hubiera dicho eso en el encuentro.

El debate de este martes ha sido el que menos aspirantes ha congregado, con solo seis participantes clasificados para poder participar en la cita (Joe Biden, Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Tom Steyer, además de Warren y Sanders). En el debate, Sanders ha vuelto a negar que asegurara que una mujer no puede ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos. “En realidad yo no dije eso”, ha asegurado, antes de señalar que en 2015 él ofreció a Warren que se presentara como aspirante a la candidatura y que ella se negó, por lo que decidió presentarse como candidato.

Sanders ha destacado, además, que Hillary Clinton consiguió como candidata presidencial demócrata tres millones de votos más que Donald Trump en las presidenciales de 2016 y se ha planteado si de verdad alguien piensa que una mujer no puede llegar a la Presidencia de Estados Unidos.

A Warren le han preguntado en el debate cuál fue su respuesta a la frase de Sanders en esa reunión de 2018 y la senadora ha dicho que ella mostró su rechazo a esa declaración. “No estuve de acuerdo. Bernie es mi amigo y no estoy aquí para enfrentarme con Bernie”, ha añadido.

En lugar de eso, la senadora ha dicho que ha llegado el momento de abordar “de cara” la pregunta de si una mujer puede llegar a ser presidenta de Estados Unidos y ha subrayado que las mujeres que estaban participando en el debate atesoran un mejor historial de resultados electorales. “Los hombres en este escenario en conjunto han perdido diez elecciones”, ha dicho. “Las mujeres en este escenario no han perdido ninguna”, ha apostillado.

El debate de este martes ha sido el que menos aspirantes ha congregado, con solo seis participantes clasificados para poder participar en la cita (Joe Biden, Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Tom Steyer, además de Warren y Sanders).

Al término del debate, los aspirantes se han saludado entre ellos pero Warren, tras saludar a Biden, parece haber evitado estrechar la mano con Sanders, según la CBS. En ese momento, los dos se han enzarzado en una acalorada discusión, con Steyer a poca distancia.