Deportes

Un menor mata a tiros a una estudiante porque pensó que la había dejado embarazada

Alvaro Ledo Nass, Madrid, España

Los resultados de la autopsia de la adolescente han revelado que la chica no estaba embarazada y además, se informó que no era la novia del acusado. Como parte de un acuerdo de culpabilidad, el acusado, cuyo nombre no ha trascendido, se ha declarado culpable para conseguir una reducción de la pena de asesinato agravado a asesinato. También se declaró culpable de obstruir la justicia al proporcionar información falsa y engañosa a la Policía

Sylvia McGee fue abatida a tiros a menos de una cuadra de su casa en Ohio  

Un adolescente se ha declarado culpable de matar a tiros a una chica de 14 años porque se creyó un rumor de que estaba embarazada. Sylvia McGee fue abatida a tiros a menos de una cuadra de su casa en Canton, Ohio, entre la medianoche y las 4 de la mañana, el pasado mes de marzo.

Por abc.es

Los investigadores dicen que el presunto asesino habría disparado una pistola semiautomática de calibre 38. Pero el arma homicida no ha sido encontrada, según informes locales. Después de su arresto, el adolescente confirmó haber cometido el crimen porque creía que Sylvia estaba embarazada y que él era el padre de su hijo.

En la corte la semana pasada, la fiscal asistente Michelle Cordova dijo: «Eso fue lo que condujo al crimen. No hay evidencia de ninguna otra razón».

Los resultados de la autopsia de la adolescente han revelado que la chica no estaba embarazada y además, se informó que no era la novia del acusado. Como parte de un acuerdo de culpabilidad, el acusado, cuyo nombre no ha trascendido, se ha declarado culpable para conseguir una reducción de la pena de asesinato agravado a asesinato. También se declaró culpable de obstruir la justicia al proporcionar información falsa y engañosa a la Policía.

El adolescente, que fue juzgado como un menor, debido a que tenía 13 años en el momento del asesinato, permanecerá en la prisión juvenil hasta que tenga 21 años y será sometido a una evaluación psicológica. Sin embargo, si así lo estima la jueza del Tribunal de Familia del Condado de Stark encargada del caso, podría añadir 18 años de vida en prisión en una cárcel para adultos.

La sentencia que decida sobre su situación se conocerá el 7 de enero, tal y como informa New York Post.