Internacionales

La ONU aplaude la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de Mozambique y la RENAMO

Globovision
Turquía creará una zona de seguridad en Siria junto con EEUU, dice Erdogan

Naciones Unidas, 8 Ago. (EUROPA PRESS).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha aplaudido este miércoles la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de Mozambique y el antiguo grupo rebelde Resistencia Nacional Mozambiqueña (RENAMO).

Guterres ha aplaudido al presidente, Filipi Nyusi, y el líder de la formación opositora, Ossufo Momade, «por su búsqueda de conversaciones directas y su compromiso con completar el proceso de paz».

Así, ha pedido a «todos los actores nacionales» que «contribuyan a una paz duradera, así como a la reconciliación y estabilidad del país», al tiempo que ha reiterado el compromiso de la ONU con apoyar «la aplicación de los acuerdos de paz para lograr un proceso de reconciliación genuino y duradero y un desarrollo sostenible en Mozambique».

Nyusi afirmó tras alcanzar el acuerdo que se abre así en el país una fase de «esperanza» y recalcó su «compromiso con una paz definitiva y duradera», antes de destacar que el acuerdo es el primer paso para la «verdadera reconstrucción» del país.

Por su parte, Momade dijo que el acuerdo permite reafirmar la confianza entre el Gobierno y el ahora partido opositor, al tiempo que pidió que no haya una «caza de brujas» por parte de las fuerzas de seguridad.

Partidarios del gobernante Frente de Liberación de Mozambique (FRELIMO) y del opositor RENAMO se han enfrentado esporádicamente en zonas del interior de Mozambique desde que este último partido impugnó los resultados electorales de 2014, si bien los últimos años han sido de calma.

La RENAMO surgió en 1975 como un grupo rebelde anticomunista creado y respaldado por los servicios secretos de la desaparecida Rhodesia (el actual Zimbabue) en respuesta al cobijo facilitado por Mozambique a las guerrillas que combatían contra el Gobierno de la minoría blanca en el país. Contó también con el apoyo de la Sudáfrica del Apartheid, que entregó fondos al grupo rebelde.

Por su parte, el FRELIMO, fundado en 1962 y de corte marxista-leninista, ha gobernado el país desde su independencia de Portugal en 1975, y el actual líder del partido, Nyusi, es también el presidente del país.

Los combates entre ambas formaciones estallaron en 1977, dando lugar a una guerra civil que causó alrededor de un millón de muertos y concluyó en 1992 con la firma, en Roma, del Acuerdo de Paz.

Las primeras elecciones multipartidistas se celebraron en 1994 y los tres comicios presidenciales celebrados desde entonces han sido ganados por candidatos del FRELIMO, lo que ha provocado que Dhlakama haya denunciado fraude tras la publicación de todos los resultados.