Política

Cubanos despiden Jaime Ortega, líder Iglesia en la isla

Venezuela
Congreso emite comunicado criticando mensaje de Vizcarra, pero solo el fujimorismo lo respalda

La Habana.- Cuba despidió ayer al cardenal Jaime Ortega, el líder de la Iglesia católica de la isla, luego de la misa de exequias que cerró el funeral celebrado en la Catedral de La Habana al que asistieron fieles, obispos, religiosos, sacerdotes y representantes del Gobierno cubano. El cuerpo del cardenal y arzobispo emérito de La Habana, vestido con la casulla roja -el color que se usa en la ceremonia funeraria del papa y de los cardenales-, así como con el anillo, la mitra y el báculo que lo identifican, estuvo tendido en su parroquia desde el viernes -día de su muerte- hasta este domingo. Allí recibió el homenaje a través de la liturgia y la oración en una docena de misas en las que rogaron por su descanso en paz, y de acuerdo a la tradición católica, las campanas doblaron en los templos del país en diversos horarios de estos tres días. Centenares de fieles acudieron a darle el último adiós al cardenal Ortega, una figura clave en las relaciones entre el Gobierno cubano y la Iglesia católica en el último medio siglo, fallecido a los 82 años de edad aquejado de un cáncer de páncreas por largo tiempo. El arzobispo de La Habana, monseñor Juan de la Caridad García, ofició la última misa del funeral que fue concelebrada por el cardenal Sean O’ Malley, arzobispo de Boston.