Uncategorized

Puertorriqueños en Miami piden que gobernador Rosselló dimita tras escándalo

Unos 200 puertorriqueños se sumaron este domingo en Miami a las peticiones de destitución de Ricardo Rosselló como gobernador de la isla por su participación en un chat con miembros de su Ejecutivo en el que se insulta y ridiculiza a artistas, mujeres, comunidad LGBT y políticos.

Integrantes de la comunidad puertorriqueña de Miami participaron en una mitin pacífico frente a la Antorcha de Amistad, en el centro de la ciudad estadounidense, en el que mostraron su indignación por el panorama político en la isla.

Acompañados de un grupo de pleneros (músicos dedicados al género autóctono de la plena), los asistentes entonaron lemas en contra del gobernador, al que tacharon de “corrupto”, “embustero” y “mediocre”, entre otros epítetos.

“Ay, Ricky (Roselló), vete. No te queremos, que lo sepa Puerto Rico y el mundo entero”, cantaron los manifestantes, entre los que estuvieron dirigentes del Partido Demócrata en Florida y líderes de la diáspora boricua en Miami.

Uno de ellos, Ángel Crespo, presidente del grupo Casa Wepa, dijo a Efe que Roselló tiene que dejar el poder lo antes posible y consideró que el gobernador no soportará la presión de la manifestación multitudinaria prevista para mañana en la isla.

Pero fue más allá y apuntó al propio sistema político como cimiento de una corrupción que, en su opinión, existe en Puerto Rico desde que es un estado libre asociado de EE.UU. desde mediados del siglo pasado.

Por eso, pidió cambios profundos y que no quede todo en un simple cambio de nombres en la jefatura del Gobierno, y en ese papel dijo que la diáspora boricua juega un papel fundamental porque, al poder votar en las elecciones de EE.UU. puede elegir a políticos en Washington que presionen para lograr un verdadero cambio en la isla.

Otros emigrantes puertorriqueños que se solidarizaron con la protesta en la isla fueron los de la nutrida colonia en Chicago (Illinois), donde un grupo de manifestantes pidieron la renuncia de Roselló en una marcha por el barrio Humboldt Park, en el noroeste de la ciudad.

De esta forma se sumaron a las multitudinarias protestas de ciudadanos, empresas y colectivos que desde hace más de una semana se realizan en la isla para exigir la salida del Ejecutivo del gobernador.

En el citado chat, miembros del Gobierno isleño calificaron de “putas” a mujeres, se burlaron de los cadáveres que se acumulaban después del paso del huracán María en 2017, se reían de la comunidad LGBTI y se jactaban de manipular a la prensa y de crear falsas acusaciones contra miembros de la oposición y de su propio partido.