Uncategorized

Con tono conciliador se inicia la relación Congreso-Gobierno

El presidente Iván Duque en su discurso de instalación del nuevo período de sesiones del Congreso dejó en claro que por ahora no habrá ningún cambio en la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo. Eso significa que la participación política de los partidos en su gabinete, por el momento, está descartada. No habrá participación.

Los 39 proyectos que presentarán los ministerios Los tres retos que tiene el Congreso en su segundo año Video Cadena perpetua y lucha contra corrupción, peticiones de Duque Pero eso sí, ta nto del presidente Iván Duque como de los nuevos presidentes del Senado y Cámara, los mensajes fueron de trabajar de manera conjunta, de buscar el diálogo . Los mensajes fueron de conciliación.

Y en su discurso ante el Congreso en pleno, el jefe de Estado fue reiterativo en destacar la relación que ha tenido con el Legislativo. “Once meses de trabajo, de trabajo conjunto entre Gobierno y Congreso, que hoy agradezco y reconozco, generaron la aprobación de un portafolio de proyectos de ley y actos legislativos, incluidos los de iniciativa parlamentaria”, les dijo Duque.

Desde el salón Elíptico del Capitolio les agradeció a quienes acompañaron con su voto los proyectos y a “los que enriquecieron los debates con sus ideas”.

Como para que no quedara ninguna duda de cuál será la relación entre esos dos poderes del Estado, les recordó que desde el día de su posesión les dijo que la idea era trabajar juntos y en armonía para buscar las inversiones estratégicas que mejoren la calidad de vida de los colombianos.

“Estoy convencido de que en el segundo año de nuestro gobierno, esta alianza con el Legislativo será aún más provechosa en materia de proyectos aprobados, y enriquecedora en el debate de las ideas y las propuestas “, les dijo el mandatario.

Como una prueba de que la idea es una gestión mancomunada, anunció que el Gobierno trabajará con los partidos en una agenda legislativa. “Me alegra trabajar con el Congreso; me alegra hacerlo en este marco de cooperación armónica, de debate fraterno y transparente, de coincidencias y diferencias, porque eso es y eso debe ser la democracia”, les dijo Duque evidenciando qué tipo de relación tendrán.

Cuando le llegó el turno al nuevo presidente del Senado, el liberal Lidio García, quien representa a un partido que no ha sido muy condescendiente con el Gobierno, dijo que “es importante” acompañar las iniciativas del Presidente, por supuesto en lo que sea coherente con los más altos intereses del país.

Recordando un poco una idea que frecuentemente plantea Duque, dijo que este “no es el Congreso de la izquierda y de la derecha”, sino que allí están todas las fuerzas políticas del país, por lo que es necesario respetar todas las posturas.

“Entendamos que encontrar soluciones conjuntas no significa ceder ideológicamente ni conceder gracias a un contrincante que, por lo demás, no debe estar en el compañero o en los ministros que citamos, sino en la compleja realidad que aún tienen nuestras calles”, dijo el senador bolivarense.

Y como para García es evidente que el país todavía vive un proceso de polarización política, los invitó a acabar con esa situación y a pensar primero en Colombia.

“Que la oposición no sea un fundamento del actuar legislativo, sino una opción discrecional cuando creamos que los proyectos, los programas o las decisiones son de inconveniencia nacional”, les dijo.

Para el nuevo presidente del Senado, e l acuerdo nacional del que tanto se ha hablado tiene que empezar en el Congreso con debates en los que prime la razón sobre la emoción y la palabra sobre los gritos del corazón.

En la Cámara Por su parte, el nuevo presidente de la Cámara, Carlos Cuenca, de Cambio Radical  -partido independiente que tampoco ha sido muy cercano al Gobierno–, enfatizó que desde la Cámara no serán un obstáculo para el Ejecutivo.

El congresista del Guainía, cercano al exvicepresidente Germán Vargas, resaltó que el hecho de ser un partido independiente no les impedirá estar prestos para estudiar todas las iniciativas y reformas que sean necesarias para sacar al país adelante.

Sin embargo, hay que recordar que Cuenca no es que haya sido muy afín al Gobierno Nacional en la pasada legislatura. Fue un fuerte opositor a las objeciones a la JEP que presentó el Ejecutivo y hace unas semanas le dijo a EL TIEMPO que el Gobierno se equivocó al confundir representación con mermelada.

Así la cosas, por lo menos sobre el papel, se resalta que habrá una buena sintonía entre la Casa de Nariño y el Capitolio. Pero eso bajo ninguna circunstancia significa que los proyectos que el Gobierno tramite en el Legislativo la tendrán fácil. Y la

agenda prevista es amplia.

Defensor de los acuerdos Pero otro hecho que quedó en evidencia en la instalación del Congreso es que el nuevo presidente del Senado es un defensor de los acuerdos de paz.

Para García, “el reto no es cómo rectificar los acuerdos de paz, sino cómo aplicarlos ” de la manera más conveniente.

Dijo que ningún pacto es perfecto, “pero es el que logramos, con la mediación no de un gobierno sino del Estado. Ya fue suficiente, por favor”.

En ese sentido planteó que hay es que mirar hacia adelante, en cómo agendar el futuro de la nación, y dijo que para ello es preciso buscar los recursos que necesitan los acuerdos y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá