Política

Pompeo expresa apoyo “inquebrantable” a Guaidó por día nacional de Venezuela

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Madre de venezolano que quedó ciego clama "justicia"

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, telefoneó este martes al líder opositor Juan Guaidó para expresarle su apoyo “inquebrantable” y felicitarle por el día de la independencia de Venezuela, que se celebra el 5 de julio.

La portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, informó en un breve comunicado de la conversación entre Pompeo y Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 54 naciones.

“El secretario Michael R. Pompeo llamó al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó para conmemorar el aniversario de la independencia de Venezuela el 5 de julio y expresar el inquebrantable apoyo de EEUU a Guaidó, la Asamblea Nacional y el pueblo venezolano en su búsqueda para recuperar la libertad y prosperidad de su país”, dijo Ortagus.

Hace un mes, Pompeo se vio envuelto en una gran polémica debido a que el diario The Washington Post publicó un artículo en el que recogía las declaraciones que el titular de Exteriores pronunció durante una reunión privada en Nueva York, en la que habló con sinceridad sobre las divisiones dentro de la oposición venezolana.

En concreto, en esa cita, Pompeo reconoció que EEUU se ha topado con dificultades para mantener unida a la oposición en Venezuela y consideró que, en el caso hipotético de que el presidente Nicolás Maduro deje el poder, “más de 40” opositores se postularán para sustituirle.

Hasta ahora, ni Pompeo ni ningún portavoz del Departamento de Estado han emitido ninguna declaración pública sobre esas declaraciones.

EEUU fue el primer país del mundo en reconocer a Guaidó como jefe de Estado interino de Venezuela y, desde entonces, ha tratado de presionar a Maduro con la revocación de visados a funcionarios venezolanos y sanciones financieras y contra la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas.

Además, la semana pasada, EEUU impuso sanciones al hijo del presidente venezolano, Nicolás “Nicolasito” Ernesto Maduro Guerra, a quien acusó de aprovecharse de la “corrupción” instaurada por el Gobierno dirigido por su padre.