Negocios

Rapinoe, emblema de EE UU – AS.com

Hard Rock Punta Cana
Colectivo "Marcha por el Orgullo" realiza acto simbólico en Plaza Bolívar del Congreso (VIDEO)

Mayca Jiménez Seguir 28/06/2019 01:11 Megan Rapinoe es la capitana de Estados Unidos, selección con la que hoy afronta una cita decisiva ante Francia. Las estadounidenses tienen en juego pasar a semifinales en una competición en la que persiguen revalidar el título mundial en categoría femenina. La centrocampista fue decisiva para su equipo, anotando los dos penaltis que le dieron la victoria en la eliminatoria frente a España . Su imagen no sólo ha sido noticia estos días por su gran actuación frente a las españolas. 

Ampliar La capitana de la selección estadounidense, Megan Rapinoe, celebra el segundo gol marcado a España durante el partido de los octavos de final del Mundial de Francia 2019 que disputan en el estadio Auguste Delaune. Juan Carlos Cárdenas (EFE)

Rapinoe se enfrentó al presidente estadounidense, Donald Trump, en una entrevista en vídeo publicada por la revista ‘Eight by Eight’. La futbolista  es conocida por no cantar el himno durante los partidos y dejó unas declaraciones que no sentaron nada bien al mandatario norteamericano: “No voy a ir a la jodida Casa Blanca. No, no voy a ir a la Casa Blanca. No vamos a ser invitadas, lo dudo”.

Pareja de la baloncestista Sue Bird, que juega en los Seattle Storm de la WNBA, es también fiel defensora del movimiento LGTBI,. Ambas aparecen juntas con asiduidad en reportajes. A sus 34 años, Megan es todo un símbolo de su selección y del fútbol femenino. Su compromiso con las causas sociales y con la lucha con la discriminación, ya sea dentro como fuera del deporte , se une a un gran rendimiento sobre el verde, ya sea con la camiseta de las barras y las estrellas como la del Seattle Reign de la National Women’s Soccer League.

En lo deportivo, Rapinoe presenta un perfil de jugadora muy creativa, siendo el faro de la selección estadounidense. Su velocidad y visión de juego le hace ser una rival difícil de batir. Calidad y descaro para una centrocampista que ha logrado estar en los grandes logros de Estados Unidos en los últimos años, siendo parte del equipo que se proclamó campeón del Mundial de 2015 y de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.