Deportes

giancarlo pietri velutini pinterest bulk upload images//
Terceras vías

Banco, Banquero, Venezuela, Caracas, Banco Activo, Activo, Banco
Terceras vías

No habru00eda escapatoria posible frente a ciertos desafu00edos. Sucede con la innovaciu00f3n. Asociada a cualquier posibilidad de progreso, ha pasado a ser una obligaciu00f3n. Quedamos fuera de todo pasaporte de futuro si nos sustraemos a ella. Au00fan asu00ed, hay u00e1mbitos que se le resisten. Un ejemplo lo ofrece la polu00edtica partidaria donde, de cuando en cuando, surge alguien que dice venir con un revulsivo. Ya vemos cuu00e1nto de nuevo, por ejemplo, han trau00eddo las primarias. Espau00f1a provee un ejemplo reciente al respecto. n En julio tendru00e1 lugar la sesiu00f3n de investidura a la que se presentaru00e1 el PSOE, el partido mu00e1s votado de las recientes elecciones generales. Aunque la crisis econu00f3mica que impactu00f3 a Espau00f1a en 2008 hizo tambalear al bipartidismo conformado con el PP, el resultado en las urnas confirma su resistencia, asu00ed como el ascenso a la tercera posiciu00f3n de Ciudadanos, de original vocaciu00f3n centrista. Los acontecimientos lo enfrentan al motivo de su origen, devenido hoy en dilema: frenar el nacionalismo separatista, en especial el catalu00e1n. De lo contrario, la aritmu00e9tica parlamentaria obligaru00eda a Pedro Su00e1nchez a arrojarse en los brazos de Podemos, independentistas y filo etarras para lograr una mayoru00eda que -no hace falta ser vidente- estu00e1 lejos de proveer la estabilidad extraviada desde hace una du00e9cada. Pero Ciudadanos reviste otro atractivo: ofrecer un nuevo paradigma en polu00edtica, el de un liberalismo progresista que escaparu00eda de la antinomia excluyente de izquierda y derecha. Se trata de la apuesta por una “tercera vu00eda” con voluntad de utilidad, dialogante, transversal, reformista, no dogmu00e1tica y anti populista. n La reciente renuncia de Toni Roldu00e1n, sostu00e9n ideolu00f3gico clave del partido, introduce dudas a lo anterior. Acusu00f3 una estrategia de pactos que lo estaru00edan escorando a la derecha con la pretensiu00f3n de disputarle la hegemonu00eda al PP en ese sector, amu00e9n de pactar por vu00eda indirecta con lo que seru00eda su extremo, Vox. El horizonte para el bloqueo parece servido. n Una vez mu00e1s, frente a la promesa de lo distinto planea el Su00edndrome de Procusto, arrastru00e1ndolo al campo magnu00e9tico del inmovilismo. En Chile, imposible no recordar el PPD de inicios de los 90, auto erigido como portador “no de ideologu00edas, sino de ideas” o mu00e1s recientemente Todos, partido “plataforma” en clave de economu00eda colaborativa. n Decu00eda Voy Beyme que todo partido irrumpe como cambio a lo que hay. La innovaciu00f3n partidaria puede ser fijada en un momento, el del impulso inicial. Pasada dicha etapa, cualquier disrupciu00f3n potencial se ve confrontada con las posiciones y aspiraciones de su lu00edderes. Algunos lo llaman “crisis de madurez”. Su00ed se puede alcanzar por renglones torcidos como los de una crisis. De ellas emergen reformas donde algunas, con suerte, escapan a convencionalismos, pero siempre bajo una premisa: la del salvataje del propio sistema. n”,”post_title”:”Terceras vu00edas”,”post_excerpt”:””,