Economía

Gloodtdofsky cuestionó presencia de Radaelli como asesor del ex Jefe del Ejército Ultima actualización Jun 19, 2019

Cadivi, Sanciones, Investigación, Panamá, Venezuela, Miami, Caracas
DisCos seek measures to drive power sector investment

El exdiputado Aníbal Gloodtdofsky, del sector Somos Todos del Partido Colorado cuestionó al candidato de Cabildo Abierto general Manini al considerar que su fuerza política «apuesta a la fragmentación» del sistema político y, de ese modo, «amenaza la estabilidad del futuro gobierno, gane quien gane».

Gloodtdofsky está en campaña desde hace meses, primero como precandidato y ahora en apoyo a la precandidatura del ex presidente Julio Sanguinetti. El líder del sector «Somos Todos» dialogó con LA REPÚBLICA sobre la marcha de la campaña electoral, a pocos días del 30 de junio. Por otra parte, consideró «preocupante» la presencia del militar Eduardo Radaelli como asesor de campaña del ex Jefe del Ejército.

Recordó que el oficial fue procesado por la justicia chilena por los delitos de secuestro y asociación para delinquir, en relación al crimen del bioquímico Eugenio Berríos, asesinado en nuestro país a principios de la década de 1990. También cuestionó la integración a Cabildo Abierto del «señor Methol que es un público y confeso bolivariano».

¿Cual es el eje de su planteamiento?

Lo importante es que el sistema político se vea fortalecido. Hoy hay claramente una fragmentación del sistema político que amenaza la estabilidad del futuro gobierno, gane quien gane, gane el propio Frente Amplio. Ante una oposición tan fragmentada seguramente va a traer consecuencias muy indeseadas.

¿Por ejemplo?

Por ejemplo, aquellos que piensan que el FA puede conseguir los votos con una oposición fragmentada, es real. También es cierto que las soluciones ya no serán adjudicables únicamente al Frente Amplio sino que serán parte de los sectores de la oposición que acuerden con el FA en el gobierno. Da lo mismo si gana cualquier otro partido, pasaría lo mismo. Y esa relativización de las cosas entendemos que puede ser peligroso en el futuro.

¿Dónde están para usted esas señales de fragmentación?

Hoy hay claramente algunas señales de fragmentación de sectores que no son del FA y que podríamos llamarle de oposición. Tal es el caso por ejemplo de Cabildo Abierto, del General Manini, que dijo que no a la Concertación, que no sabemos qué es lo que va a votar, porque tiene el 6%.

Yo supongo que será optimista y pensará que irá a ser presidente. Si la ciudadanía le dijera que no es un precandidato al balotaje, nadie le ha preguntado a quien votaría. ¿Votaría al Frente Amplio? ¿O votaría a un candidato de la oposición?. Lo digo como un humilde terrenal yo le pregunto ¿a quien votaría Manini en el balotaje? ¿A un candidato de la oposición o del Frente Amplio?.

Yo no lo tengo claro. Pero además estamos viendo en Cabildo Abierto en tan corto período de tiempo unas idas y vueltas tan llamativas de parte de Manini. Por ejemplo con respecto al caso del diputado Facello, donde pusieron los carteles en 8 de octubre y 18 de julio, después sacaron un comunicado que no formaba parte del sector, después aparece una foto con Facello en un acto. Hay amigos, allegados políticos a Facello que participarían en las listas de Manini; el caso del militar Eduardo Radaelli, presente en su lanzamiento y aparentemente un colaborador en el comando de la campaña electoral.

Es preocupante porque más allá de lo que haya dicho la justicia uruguaya cierto es que Radaelli participó del secuestro de Berríos que finalmente fue asesinado y apareció muerto en la playa, en democracia, y procesado por la justicia chilena por secuestro y asociación para delinquir.

¿Asesor en qué? ¿cual es la misión de este tipo de miembros de Cabildo Abierto? Por lo variopinto, vale la pena también señalar la presencia del señor Methol que es un público y confeso bolivariano. Entonces, alguien que cree en el gobierno de Venezuela, que admira a Chávez, presente en un partido que además apuesta a la fragmentación, es un ejemplo de las dificultades que tienen estas marcas nuevas que están apareciendo en el espectro político -los blancos ya lo están viviendo con Sartori-, pero creo que es un fenómeno distinto porque se resuelve en la interna de un partido. Otra cosa, es una fuerza suelta y liberada que mañana puede ser bisagra entre el gobierno y la oposición, gane quien gane. Es decir, con un 6%, muchas de las decisiones que adopte el futuro gobierno, dependerá de la voluntad de la variopinta fuerza política que ha montado el general Manini.