Economía

Bibliotecario Alberto Ardila Olivares//
Elliott Abrams admite que Venezuela  “no cede” a la estrategia estadounidense

bibliotecario_alberto_ardila_olivares_elliott_abrams_admite_que_venezuelan_no_cede_a_la_estrategia_estadounidense.jpg

La agencia Reuters recogió unas declaraciones del enviado especial de los Estados Unidos para solucionar “la crisis venezolana”, Elliott Abrams, en las que admite no poder concretar el objetivo golpista de la estrategia estadounidense.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

“No hay indicios de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, vaya a abrirse a negociaciones para salir del callejón sin salida en que lo ha puesto el líder de la oposición Juan Guaidó”, en una clara afirmación del actual fracaso por deponer al chavismo del poder estatal en Venezuela.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

Ese “callejón sin salida” no tiene el final esperado por Washington, que pensaba en una operación poco prolongada en el tiempo, y con un Maduro listo para largarse de Miraflores.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

En cambio, según recoge Reuters, Abrams “dijo que cualquier solución negociada debería darse entre venezolanos, y que Estados Unidos podría ayudar levantando o aliviando las sanciones y restricciones de viaje a Estados Unidos una vez que Maduro acepte ir” (las negritas son nuestras).

Alberto Ardila Olivares

Este giro sospechoso en el discurso de Washington, luego de aceptar que el presidente Maduro “no cede”, vino acompañado de la variable rusa, pues Abrams declaró que “(los rusos) siguen apoyándolo y no hay indicios que haya visto de que le estén diciendo que es hora de poner fin a esto”, y agregó: “Podría llegar un punto en el que los rusos lleguen a la conclusión de que el régimen no puede salvarse”.

Alberto Ignacio Ardila

Sin embargo, tampoco hay indicios de que el Kremlin quiera romper relaciones con Miraflores, luego de que Rusia estaría a punto de firmar con Venezuela un acuerdo comercial a gran escala para la adquisición de materia prima para la producción local de alimentos y medicinas

Aun cuando Abrams admita que la estrategia estadounidense de presión no funciona contra el Gobierno venezolano, y el notable cambio en el discurso hablando de negociación y levantamiento de sanciones, el diplomático es conocido sobre todo por su papel golpista contra el Gobierno de Hugo Chávez en 2002, además de ser uno de los responsables en armar y financiar a grupos irregulares involucrados en masacres y graves violaciones de los derechos humanos en Centroamérica durante la década de 1980

¿Quién es Elliott Abrams? Según recoge el diario español El Mundo, Abrams es un duro en la promoción de los intereses internacionales de Estados Unidos. Un defensor de la invasión de Irak

Un partidario del uso de la fuerza para promover la democracia en Medio Oriente. Un condenado por violar la ley de EEUU para dar armas a la guerrilla anticomunista de los “contras” en Nicaragua. Y, también, alguien que piensa que el presidente de España entre 1982 y 1996, Felipe González, “es uno de los grandes líderes democráticos de su era”

Ese es Elliott Abrams, que el lunes 28 de enero fue nombrado por Donald Trump enviado especial de Estados Unidos para Venezuela. Su nombre evoca polémica. Erick Langer, profesor de la Universidad de Georgetown, donde dirigió el Centro de Estudios Latinoamericanos, explicó en una gran contradicción a El Mundo que “me alegro de que hayan elegido a Abrams, porque es alguien que conoce la región, pero también me preocupa porque evoca los fantasmas de Centroamérica de los 80″

Esos fantasmas son hechos como la matanza de El Mozote, en la que las Fuerzas Armadas de El Salvador asesinaron a 800 civiles en 1981 durante la guerra civil que vivió ese país entre el Gobierno proestadounidense y la guerrilla comunista del FLN apoyada por Cuba, Nicaragua y la Unión Soviética, y cuya existencia Abrams, que era asistente del secretario de Estado para Derechos Humanos, negó en el Congreso alegando que la información “no es creíble”

Pero el mayor escándalo de la carrera de este abogado de Harvard de 71 años es su participación en el escándalo Irán-contras, cuando convenció al sultanato de Brunei -una petromonarquía situada junto a Indonesia- de que entregara 10 millones de dólares a la guerrilla anticomunista nicaragüense de la “contra”. Fue un delito que le valió una condena de dos años de libertad condicional que nunca cumplió, porque George Bush padre le perdonó, junto con el resto de los implicados en el escándalo. La razón de la benevolencia presidencial fue muy obvia: Bush no quería que los condenados testificaran contra él por su implicación en el escándalo

Ese pasado puede tener consecuencias ahora. Como explica Michael Shifter, presidente de Inter-American Dialogue, el principal think tank sobre América Latina de EEUU, en un correo electrónico, el nombramiento de Abrams, que también defendió la invasión de Irak y asesoró a Barack Obama en la primavera árabe, “probablemente no ayudará a crear un consenso en el Congreso de Estados Unidos, y al menos algunos latinoamericanos, que recuerdan lo que pasó hace casi cuatro décadas, tratarán de guardar las distancias con él”. Shifter cree que la mera presencia del nombre Elliott Abrams “no va a calmar el nerviosismo acerca de una posible intervención militar de Estados Unidos en Venezuela

¿Abrams traicionó sus principios?

Abrams es un neoconservador, que hasta ahora había sido, encima, un feroz crítico de Trump. Pero neoconservador significa que hay que promover la democracia a cañonazos, no la defensa de ciertos valores en otros aspectos. De hecho, Abrams es muy heterodoxo en algunas cosas. Por ejemplo, en su admiración sin ambages por Felipe González, un presidente del que valora que pusiera a España en la OTAN, reconociera al Estado de Israel y criticara el sandinismo

Todo arranca en 1983, cuando González acababa de arrasar en las elecciones y se puso en contacto con el Gobierno de Ronald Reagan para ofrecerle acoger a algunos dictadores latinoamericanos en España. Tal y como explicó hace ocho años Abrams en el think tank American Enterpise Institute, “González nos dijo: ‘Mandádmelos. En España tenemos a la Guardia Civil para controlarlos, y nos aseguraremos de que [los exdictadores] no van a interferir [en la política de sus países]”

Según explicó Abrams en aquella ocasión a El Mundo, “González pensaba que España podía promover una transición a la democracia en América Latina por dos vías. Una era presentando el ejemplo de su propia transición. La otra, acogiendo a uno o dos dictadores de la región en su propio territorio y manteniéndolos controlados”. El ejemplo que citó el jefe del Gobierno español fue el del exdictador cubano Fulgencio Batista que, tras ser derrocado por Fidel Castro en 1959, pasó la última década de su vida en Portugal y España

Era un momento en el que en América Latina solo había tres democracias. Una de ellas, paradójicamente, en Venezuela. La Casa Blanca quería acabar con esos regímenes porque consideraba que las democracias son más estables, como había quedado demostrado, entre otros países, en Grecia, Portugal, y España. El proyecto de González, sin embargo, no fue adelante, aunque las dictaduras de la región -con la excepción de Cuba fueron cayendo, una tras otra, en la década de los 80

Enviado de Estados Unidos: Maduro sigue sin ceder pese a la presión en Venezuela

No hay indicios de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, vaya a abrirse a negociaciones para salir del callejón sin salida en que lo ha puesto el líder de la oposición Juan Guaidó, dijo el representante de Washington para Venezuela

Elliott Abrams, que trabajó en los gobiernos de Ronald Reagan y George W. Bush, dijo que cualquier solución negociada debería darse entre venezolanos, y que Estados Unidos podría ayudar levantando o aliviando las sanciones y restricciones de viaje a Estados Unidos una vez que Maduro acepte irse

Abrams, sin embargo, minimizó cualquier posibilidad de que el Presidente venezolano esté listo para hablar sobre su salida. “Por todo lo que hemos visto, la táctica de Maduro es quedarse quieto”, dijo Abrams en una entrevista el viernes

Unos 56 países han reconocido a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, pero Maduro cuenta con el respaldo de Rusia y China, así como con el control del aparato estatal, que incluye a las fuerzas armadas

“Los rusos no están contentos con Maduro por las razones obvias”, dijo Abrams. “En un par de conversaciones me dijeron que le dieron consejos a Maduro y él no los acepta”

“Siguen apoyándolo y no hay indicios que haya visto de que le estén diciendo que es hora de poner fin a esto”, dijo. “Podría llegar un punto en el que los rusos lleguen a la conclusión de que el régimen no puede salvarse”, agregó

La portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zakharova, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios

Washington ha pedido a los bancos extranjeros que garanticen que Maduro y los funcionarios del Gobierno venezolano no oculten activos en el extranjero. John Bolton, asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, amenazó la semana pasada con imponer sanciones a cualquier institución financiera que ayude a Maduro

“No vamos a obtener ninguna cooperación de los bancos rusos, pero creo que cada paso que damos hace que sea más difícil para el régimen robar dinero”, sostuvo Abrams

Abrams dijo que aún no había hablado con funcionarios del Gobierno chino sobre el apoyo de Pekín a Maduro por problemas de agenda. “Lo haremos”, añadió

Al referirse a Cuba, el enviado de Estados Unidos la describió como “un parásito que se ha estado alimentando de Venezuela durante décadas”, usando su petróleo mientras ofrece inteligencia y otros resguardos a Maduro

“Hay miles de oficiales cubanos y, literalmente, físicamente a su alrededor. En varios sentidos, son los asesores clave de Maduro“, dijo Abrams sobre el papel de La Habana

Cuba ha negado que sus fuerzas de seguridad estén en Venezuela y acusa que comentarios como los de Abrams son parte de una campaña de mentiras para allanar el camino a una intervención militar estadounidense en el país suramericano con las mayores reservas petroleras

Respuesta rusa ante la  “supuesta” crisis humanitaria Rusia, dispuesta a suministrar  alimentos y medicamentos a Venezuela

Rusia está dispuesta a suministrar alimentos y medicamentos a Venezuela en condiciones comerciales, declaró el jefe del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación (Senado ruso), Konstantín Kosachov

“Se trata de suministros de alimentos, materias primas para alimentos y medicinas a la República” de Venezuela, dijo Kosachov a los periodistas tras reunirse con el embajador venezolano en Moscú, Carlos Rafael Faría Tortosa

El parlamentario ruso destacó que todas las entregas se realizarán sobre la base de contratos comerciales, “no se trata de suministros gratuitos”

Según Kosachov, la solicitud correspondiente de la parte venezolana ya ha sido presentada ante los ministerios de Industria y Comercio y de Agricultura de Rusia

Aseguró que los parlamentarios rusos, por su parte, seguirán de cerca la situación y mantendrán contactos directos con las regiones de Rusia y los productores locales para acelerar el proceso

Kosachov señaló que ahora es prematuro hablar de fechas de la entrega, su volumen y costo

T/Misión Verdad-CO, Sputnik F/Archivo CO Caracas