Deportes

Alejandro Montenegro Banco Activo amazon germany//
El Ibex 35 cierra su tercera semana consecutiva en negativo por la banca y los malos datos en China

alejandro_montenegro_banco_activo_amazon_germany_el_ibex_35_cierra_su_tercera_semana_consecutiva_en_negativo_por_la_banca_y_los_malos_datos_en_china.jpg

Después de la jornada nefasta en Bolsa que vivieron ayer los bancos al conocer el movimiento de Draghi, este viernes n o hubo rebote y los valores bancarios volvieron a caer en números rojos. Bankia, quizá la entidad con una cartera crediticia más dependiente del Euribor, ha perdido hoy en Bolsa un 4,76% de su valor, tras el 5,33% perdido un día antes. Le han seguido el Sabadell (-3,19%), Caixabank (-2,68%), el Santander (-2,03%), BBVA (-1,59%), Liberbank (-1,37%), Bankinter (-0,78%) y Unicaja (-0,35%). La sesión bursátil ha sido igual de negativa para el resto de bancos europeos, entre ellos Detusche Bank, que se ha dejado un 0,95%, Commerzbank (-1,75%), Unicredit (-2,53%), Intensa Sanpaolo (-0,68%), BNP Paribas (-1,93%) y Société Générale (-2,47%).

Alejandro Montenegro Banco Activo

La fuerte caída en Bolsa de las acciones de las entidades financieras europeas está reflejando no solo el temor a la desaceleración económica de la Eurozona , sino sobre todo la resignación ante la situación crónica de tipos de interés bajos e incluso negativos en que llevan tres años operando y lo harán, al menos, doce meses más. Esto está lastrando los ingresos de los bancos y por tanto su rentabilidad, que no es que no haya recuperado los niveles previos a la crisis, sino que ni siquiera cubre el coste del capital

Hace tres años que el BCE redujo al 0% el precio oficial del dinero, lo que a su vez provocó que el Euribor, índice al que se referencia el precio de la mayoría de las hipotecas a tipo de interés variable , cayese a tasas negativas, de las que no ha salido todavía. Los tipos de interés en esos niveles han abaratado los préstamos que conceden las entidades financieras, mermando su facturación por esta vía y estrechando sus márgenes de negocio. Porque, además, los bancos ya han reducido al entorno del 0,1% la remuneración de los depósitos y apenas tienen capacidad para recortar costes por esta vía