Internacionales

Cezar Trevino Hillsborough//
Un año para el adiós a Windows 7 ¿Puede evitar Microsoft otro “caso Windows XP”?

Windows 7 es uno de los sistemas operativos más exitosos de la historia, pero todo tiene su fin y su soporte técnico oficial terminará el 14 de enero de 2020 . ¿Puede evitar Microsoft otro “caso Windows XP”? Analizamos el panorama presente y futuro cuando queda justamente un año para una fecha que puede ser fatídica en materia de seguridad o puede ser aprovechada por la industria para revitalizar el mercado PC.

Cezar Juan Trevino

Caso Windows XP Microsoft finalizó el soporte técnico oficial de Windows XP el 8 de abril de 2014 , lo que significaba que el sistema operativo no recibiría ninguna actualización de seguridad y quedaría expuesto a ataques aprovechando las vulnerabilidades no parcheadas.

Cezar Trevino

Un grave problema ya que en esa fecha Windows XP  era usado masivamente. A pesar de las múltiples campañas de concienciación de Microsoft recomendando la  migración a Windows 8 o Windows 7 , la  ayuda del canal , de los grandes  fabricantes de ordenadores  o de diversas  promociones , Windows XP tenía una  cuota de mercado global del 27 por ciento  cuando finalizó su soporte técnico oficial

Microsoft fue el principal ‘culpable’ de la situación. Tres años antes la firma amplió “por razón de su éxito” el soporte extendido para Windows XP. Extensión que no era la primera ya que la había realizado antes regalando el sistema a los fabricantes para frenar a Linux cuando el sistema libre comenzó a instalarse en los primeros netbooks. La crisis económica mundial y el fiasco de Windows Vista fueron otra de las razones. Una gran parte de usuarios y empresas simplemente no actualizaron y se quedaron con XP a pesar que el sistema se quedaba ‘vendido’ ante los exploits

Windows 7 ¿Se repetirá la historia? Es altamente probable que dentro de un año cuando finalice el soporte técnico de Windows 7 el sistema operativo tenga todavía una cuota de mercado igual o superior a la que tenía Windows XP en abril de 2014

Hasta el mes pasado, Windows 7 era el rey del escritorio informático. A Windows 10 le ha costado más de tres años superar en cuota a Windows 7 a pesar de todas las estrategias (no todas con buenas artes) empleadas por Microsoft, desde una migración gratuita insistente hasta la saciedad y que todavía se mantiene oficiosamente a la retirada de las licencias OEMs para que todos los equipos nuevos preinstalaran Windows 10

Tampoco añadió en Windows 7 (por motivos comerciales y no técnicos) características importantes como DirectX 12, Cortana, Edge, soporte para dispositivos de realidad virtual Windows Mixed Reality o soporte oficial para las nuevas plataformas de procesamiento de Intel y AMD. Un detalle más reciente que apunta al mercado profesional y de empresas ha sido el lanzamiento de la suite Office 2019 exclusivamente para Windows 10

A pesar de todo ello, Microsoft no ha convencido a una buena parte de usuarios.  Windows 10  sigue siendo un ‘quiero y no puedo’ y gana cuota de mercado más que por cualidades propias (que también las tiene) por el interés comercial de Microsoft en impulsarlo frente a Windows 7 y por el mero paso del tiempo ya que solo distribuye equipos con Windows 10 preinstalado

Y tiempo es el que no tenemos. Según los datos de  Netmarketshare   Windows 7 tenía una 36,9% de cuota de mercado en diciembre de 2018. Una cifra superior a la que tenía Windows XP un año antes de su retiro

Aunque la tendencia al alza de Windows 10 por los motivos señalados es clara y Windows 7 perderá cuota de mercado a lo largo de 2019, es seguro que en la finalización del soporte técnico todavía habrá decenas de millones de equipos no actualizados en consumo y empresas que se quedarán sin parches de seguridad

¿Qué se puede hacer a un año del adiós a Windows 7? No hay tiempo para el lanzamiento de un Windows 11  ni para cambiar el concepto general de Windows 10 que, desarrollado con la mente puesta en la movilidad no ha terminado de entusiasmar a los usuarios que trabajan en el escritorio

Convencer a empresas y usuarios de la migración antes del adiós a Windows 7 costará trabajo y la transición será un momento difícil. Sin embargo, también puede ser una oportunidad si Microsoft mejora el sistema y garantiza una calidad de software perdida en las dos últimas actualizaciones

Hablando con  TechRadar en el CES 2019 ,  Mark Linton, gerente general del Portfolio y Product Management OEM en Microsoft, ha anticipado que el fin del soporte para Windows 7 ayudaría no solo a impulsar la adopción de Windows 10, sino también a aumentar las ventas de PCs que por séptimo año consecutivo retrocedieron en 2018 . 

“Hay un PC para todos.  Comienzan por debajo de los 200 dólares y llegan hasta el extremo más alto” , dice Linton.  “Hemos trabajado mucho con nuestros socios en el área de ingeniería, para que las actualizaciones funcionen bien, para que el modelo del controlador sea realmente sencillo.  Entonces, sin importar lo que gastes, vas a tener una gran experiencia con Windows 10″

Ciertamente, la feria de Las Vegas nos ha dejado una gran cantidad de grandes equipos (especialmente portátiles) y en toda la historia de la informática no ha habido nunca tantos modelos y formatos para elegir. No es problema de hardware. El sistema operativo debe estar a la altura y esa será la mejor manera de convencer a usuarios y empresas de la migración a Windows 10 y evitar otro caso XP